Archivo de la categoría: alternativas energéticas

Simposio de Energías Renovables “Made in Germany”

Del 3 al 7 de junio tendrá lugar en Panamá un evento dedicado a las Energías Renovables y el martes, 4 de junio se realizará en en el hotel Marriott de la ciudad de Panamá el Simposio de Energías Renovables “Made in Germany”, patrocinado por el Ministerio de Economía y Tecnología de Alemania, que busca apoyar a las empresas alemanas del sector para incursionar en mercados extranjeros, en este caso en Panamá y en los demás países centroamericanos.

La misión comercial hacia Centroamérica es coordinada por la Cámara de Comercio e Industria Alemana-Regional para Centroamérica y el Caribe y ejecutada por la Cámara de Comercio e Industria Panameña Alemana, con el apoyo de sus cámaras homólogas en la región.
El Simposio plantea la organización de un evento informativo sobre la tecnología de punta alemana para el aprovechamiento de las energías renovables, así como sobre las perspectivas de las diferentes fuentes de energía en Alemania y Centroamérica.
También se establecerán citas de negocios con el fin de fortalecer lazos y lograr alianzas entre diferentes empresas e instituciones con las empresas alemanas participantes.
más adelante en la página web se publicarán los perfiles de las compañías alemanas visitantes, el programa y el formulario de inscripción.
Para cualquier información adicional, comunciarse con: ihkpanam@cableonda.net, Tel.: 269 9358.
La participación es completamente gratis para las primeras 100 inscripciones.
Deutsch Panamaische Industrie- und Handelskammer/
Cámara de Comercio e Industria Panameña Alemana
Christina Olsen
Projektverantwortliche/Coordinadora de Proyectos
Anuncios

Industriales visitan Centro Nacional de Despacho

Panamá, 04 de febrero de 2013 — El Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) trasladó su reunión de Junta Directiva, este lunes 4 de febrero, a las instalaciones del Centro Nacional de Despacho (CND) de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA).

Allí se pudo constatar las acciones que desarrolla el CND para coordinar las operaciones y las transacciones que se dan entre los participantes del Mercado Mayorista de Electricidad, en apego a las normas de calidad ISO 9001: 2008.

Los directores del SIP fueron recibidos por la subgerente general de ETESA, Ing. Marianela Herrera, el director del CND, Ing. Harmodio Araúz; así como los gerentes de Mercado Eléctrico y Operaciones del CND, Víctor González y Carlos Barretto, respectivamente.

“Los embalses ayudan mucho a la potencia firme. El productor eólico no puede garantizar potencia firme. Mientras que las generadoras llamadas de paso, disminuyen (su generación) durante la estación seca. Lo cierto es que la generación eólica y las hidros de pasada son complementarias por lo que hay que sacarles provecho para abaratar costos”, explicó el gerente de Mercado Eléctrico del CND.

Durante el encuentro se despejaron muchas dudas, una de ellas que no existe la necesidad de pegarse a la línea de transmisión para ser “Grandes Clientes” (puede ser baja o media tensión).

Otro aspecto importante consiste en que la demanda máxima se encuentra en el período comprendido entre las 09:00 AM y las 05:00 PM. Nuevamente, hay un repunte en la noche. Dicho patrón, tan fuerte, no se da en ningún otro país de América.

Tema obligado: la necesidad de construir más hidros con embalses, para tener reservas que abastezcan de energía, con la posibilidad de abastecimiento de agua, a la población cada vez más exigente. Quedó más que aclarado que las hidros no contaminan, ni mucho menos secan los ríos, pues toda planta debe dejar un caudal ecológico.

 “Fue interesante conocer los criterios que se utilizan para despachar la energía de los distintos generadores y ver el sistema bajo el cual hacen las programaciones de las necesidades eléctricas de la República (diaria, semanal y a dos años). Llama poderosamente la atención que en el país solamente hay dos hidroeléctricas de embalse con volumen importante de almacenamiento: Fortuna y Bayano”, expresó Juan F. Kiener, tesorero de la directiva y expresidente del SIP.

En tanto, el director del CND expresó su complacencia por la visita, ya que denota interés por parte de los industriales en el tema energético, tan sensible para sus actividades productivas.

“Es un buen indicio. Me gusta que hayan venido”, expresó el director del CND, Ing. Harmodio Araúz.

Al final de la jornada, la presidenta de los industriales, Aida Michelle Ureña de Maduro, agradeció la deferencia para con el gremio, así como las finas atenciones, que permiten tener un panorama más claro del mercado eléctrico.

Por: Yesibel Bethancourt

Periodista

La industria y la energía eléctrica en Panamá

Existe una preocupación en la industria panameña, pero no es una preocupación originada por el tamaño del mercado interno o la competencia a la producción.

La preocupación gira en torno a las alternativas que tenemos los industriales para mostrarnos competitivos debido a los altos costos de la energía eléctrica.

Es incongruente que un país como Panamá que está mirando alto en los temas de desarrollo y competitividad global, quede empantanado en una discusión primaria relacionada con el origen de la energía eléctrica que utilizamos para mover la industria e impulsar la economía en general.

Panamá carece de una estrategia de energía a largo plazo y lo podemos afirmar de manera muy sencilla; en el al año 2008, la Cámara de Comercio de Madrid publicó un estudio que concluía lo siguiente: Panamá atraviesa en estos momentos por una crisis energética. El consumo energético se ha ido incrementando a la par del crecimiento económico del país. Las perspectivas son que este consumo eléctrico siga incrementándose, como demuestran los recientes máximos históricos de consumo que se han registrado
en los últimos meses. Esto sucede mientras el parque de generación hídrica de embalse no aumenta y la térmica tiene cierto grado de obsolescencia aunado a sus altos costos de generación, haciendo peligrar el suministro de energía durante los meses de sequía.

La observación de la Cámara de Comercio de Madrid era muy atinada entonces y casi cinco años después la situación no ha variado mucho.
Si bien es cierto que desde el 2008 se crea la Secretaría Nacional de Energía y el 12 de Octubre del 2012 se promulgó la ley 69, que establece los lineamientos generales de la Política Nacional para el Uso Racional y Eficiente de la Energía (UREE) en el territorio nacional, no vemos interés de los actores en promover eficientemente el fin de la dependencia de generación térmica. Hoy día seguimos otorgando concesiones hidroeléctricas solo de pasada y no de embalse. Si queremos independencia total de la generación térmica debemos promover la creación de embalses hidroeléctricos, lo que nos permitirá tener agua en época de sequía a un costo competitivo y lo más importante librarnos de los vaivenes del precio del petróleo.

Las instituciones que velan por el suministro de energía están allí y las leyes también, pero no vemos la voluntad de cambio y lo podemos demostrar al acceder a: www.energia.gob.pa, que es el sitio web de la Secretaría Nacional de Energía, con su misión que dice: “conducir la política energética del país, dentro del marco constitucional vigente, para garantizar el suministro competitivo, suficiente, de alta calidad, económicamente viable y ambientalmente sustentable de los recursos energÈticos que requiere el desarrollo”. Ahora ingrese en la pestaña donde dice logros y vea los resultados de 5 años de gestión.
Se sorprenderá de encontrar sólo eventos, reuniones, foros y seminarios. En otras palabras no hay logros que mostrar, ni tampoco estadísticas que demuestren cómo esta Secretaría está garantizando un suministro competitivo y de alta calidad para todos los panameños.

En el 2008, cuando la Cámara de Comercio de Madrid hizo el estudio que citamos y cuando se creó la SecretarÌa de EnergÌa, consumÌamos 103 millones de bunker C en el paÌs, hoy consumimos 110 millones, siendo el bunker C el principal combustible de las generadoras térmicas. Podemos decir que mÀs allÀ de las leyes que han creado las instituciones que velan por la energÌa en PanamÀ, el efecto es imperceptible para la industria e incluso para el panameÐo comÙn.
Hemos otorgado concesiones hidroelÈctricas de pasada, estamos promoviendo foros y reuniones para tratar el tema, sin embargo, no estamos avanzando como paÌs y cada dÌa el futuro se presenta mÀs complicado para la industria y la NaciÒn, que ve como todos estamos perdiendo competitividad por el alto costo de la energÌa elÈctrica. SegÙn un anÀlisis de la Autoridad de los Servicios PÙblicos (ASEP), en el aÐo 2010, la generaciÒn de energÌa elÈctrica instalada en PanamÀ era de 49% hÌdrica y 51% tÈrmica. Sin embargo para 2012, la capacidad hÌdrica aumentÒ en cinco puntos porcentuales, o sea 56%. Esto significa 44% para la tÈrmica, la cual es mÀs cara hoy que en el 2010, en mÀs de un 36%, segÙn informaciÒn de la ASEP.

Vamos muy lentos en la estructuraciÒn de una polÌtica energÈtica eficiente y coherente sobre todo para los industriales, quienes generamos empleos y fabricamos por el amor de lo “Hecho en PanamÀ”. Hoy los industriales nos consideramos en el medio de la actual situaciÒn energÈtica, agobiados por el alto precio de la energÌa y sin alternativas de un plan de Gobierno que nos permita generar mÀs riqueza para PanamÀ.

Columna de OpiniÒn del Sindicato de Industriales de Panamá.

La política energética para el desarrollo del país durante el 2013

Iniciando 2013 nos cae la noticia de otro aumento a la tarifa elÈctrica. La información, obviamente, provoca desconcierto y ansiedad. Después de todo, en el último semestre los precios del combustible no han aumentado como para justificarlo…

El tema provocó debate y reflexión en los grupos de productores. Los incrementos de costos conllevan aumento de precio; lo que a su vez afecta negativamente las ventas, al reducir la capacidad de los clientes para comprar.

Pero llevamos varios años seguidos en los cuales los costos de energía (combustible y electricidad) han aumentado progresivamente. Para contrarrestar, el sector productivo se ha visto en la necesidad de invertir en tecnología para fabricar con mayor eficiencia, incluso a reformular productos para no afectar la demanda de estos por parte de consumidor. El dilema es que en el tiempo se reduce lo que se puede seguir mitigando solo con maquinaria más eficiente.

Los costos afectan la competitividad de nuestro sector productor, ya sea para exportar o para competir localmente con productos importados. Adicional, hay otro impacto en la economÌa nacional. La importación de combustibles supone una fuga de divisas.

En consecuencia, resulta vital que implementemos una matriz de generación que reduzca los costos y ojalá también la fuga de divisas. Se dice que el agua es el petróleo de Panamá. Por lo tanto, debemos favorecer la generación por hidroeléctricas.

Lamentablemente, en los últimos años las hidroeléctricas que se han construido son las llamadas “de paso de río”. Es decir, son hidroeléctricas sin embalse o con reserva de agua solo para pocos días. Y esto, por qué no ayuda a resolver el problema del todo? Sencillo. A las hidroeléctricas de paso de rÌo, al no tener embalse (y en consecuencia, tener mayor incertidumbre respecto a su capacidad para entregar a la red nacional), se les califica con un nivel de “potencia firme”, muy inferior al de una hidroeléctrica como Bayano o Fortuna. Una generadora solo puede vender por contrato hasta la capacidad indicada en su potencia firme, el excedente lo vende en el mercado ocasional (llamado “mercado spot”). Si hay agua en los rÌosí las hidroeléctricas de paso de rÌo son despachadas primero, para no perder el potencial de generación que esa agua nos puede dar. Esas son las primeras plantas en ser despachadas, pero el precio en el mercado spot lo marca la última que entre en ese bloque-hora. Es por ello que hemos escuchado que “nos venden agua a precio de petróleo” o que nos venden generación “hidráulica a precio de térmica”. Aunque en un bloque-hora estén en línea 90% de hidroeléctricas de paso de río y solo 10% de térmicas, el precio que se les paga a todos es basado en los costos del último que entró (que resulta ser el más alto). En ese bloque-hora ficticio se vendió en el mercado spot una cantidad de energía de la cual el 90% era de hidroeléctricas a un costo de 0.07 kW/hr; pero si la Ùltima que entró tiene un costo de 0.18 kW/hr, toda la energía que se transó en ese bloque-hora le costó a las distribuidoras 0.18 kW/hr. Antes de la revisión de tarifa que se hace cada semestre, las distribuidoras presentarán a la ASEP los costos incurridos y tendrán derecho a los ajustes para compensarse. De allí (parte de) los aumentos en la tarifa que vemos a partir de los consumos de enero y julio en un determinado año. Pensamos que hay varias alternativas que podemos implementar para mejorar, entre las cuales están:

  1. Incentivar la construcción de más hidroeléctricas con embalse, cuya potencia firme sea mayor y en consecuencia se venda la gran mayoría de su energía por contrato y no en el mercado spot.
  2. Reducir el pico de demanda que afecta la red entre las 9 a.m. y las 5 p.m., para evitar que las generadoras más ineficientes tengan que ser despachadas (se puede lograr trasladando carga a las horas no pico, educando para que los consumidores hagan uso más racional, incentivando la inversiÒn en equipos más eficientes, etcétera).

Hay otras estrategias y polÌticas que Panamá debe impulsar para que las expectativas de crecimiento y el potencial de desarrollo de nuestro país no se vea mermado ni por la falta ni por los costos de la energÌa.

La energía debe ser un componente estratégico para los planes de desarrollo nacionales. Considerando que debe ser el sector privado el que debe invertir para provocar ese crecimiento y desarrollo, es importante que la voz y voto del sector privado participe en las decisiones de la Comisión Nacional de Política Energética. Sugerimos una institución tripartita entre sector público, generadoras y empresa privada, con tres puestos cada uno.
Columna de Opinión del Sindicato de Industriales de Panamá.

Industriales analizan tema energético

Durante la reunión de Junta Directiva celebrada este lunes 14 de enero, los directores del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) tuvieron la oportunidad de recibir información e intercambiar experiencias con el director comercial y regulatorio de AES Panamá, Ing. Jorge Azcárraga, en cuanto al mercado energético, tarifas y proyecciones.

El Ing. Azcárraga señaló que a noviembre de 2012, la capacidad instalada total (en el país) es de 2,223 MW, de los cuales 42% corresponde a las térmicas y 58% a las hidroeléctricas, ya sea de paso o embalse.

“En el año 2012, el consumo de electricidad creció 9.2% respecto al 2011;más allá del 7.7% previsto por ETESA. En cuanto a la Demanda hora pico, los tres sectores que más consumen son: comercial (41%), residencial (28%) y el Gobierno (12%)”., precisó Azcárraga.

Durante el conversatorio quedó claro que sin una Política de Estado en materia energética a largo plazo, que promueva el uso racional y eficiente de la energía, y sin las inversiones requeridas, al 2025, la capacidad instalada estará muy cerca de la demanada. De aquí al año 2015, deben entrar 815.23 MW, para evitar una crisis.

En fecha reciente, a través de un comunicado, los industriales expresaron su posición a favor de la construcción de hidroeléctricas de embalse y se enfatizó en la necesidad de disminuir la proporción de las termoeléctricas, si se quiere lograr una reducción de la tarifa y evitar así el encarecimiento de los precios al consumidor.

Experiencia y perspectivas de AES Corporation en foro sobre gas natural en Centroamérica

Panamá, 27 de septiembre de 2012. AES Corporation expuso información relevante a cerca de su experiencia y conocimientos relacionados a la generación de energía a base de gas natural  en el evento “Panorama para el GNL y el Gas Natural en Centroamérica” que organiza el Instituto de las Américas.

Marco De la Rosa, Vicepresidente para Centroamérica y el Caribe de AES Corporation presentó la experiencia exitosa de Republica Dominicana con relación al gas natural, en donde gracias a las inversiones de AES se ha dado una transformación de la matriz energética que se traduce en importantes beneficios económicos y ambientales para este país.

Durante la jornada Gardner W. Walkup, Vicepresidente Senior de Estrategia de AES Corporation disertó sobre las tendencias globales del gas natural como combustible del futuro, el papel del gas natural en el sector eléctrico de Centroamérica y las oportunidades y desafíos que existen en la región.

En su ponencia, Walkup explicó que los beneficios del gas natural licuado son amplios, más allá de la generación de energía, y que es necesario establecer alianzas y formar cadenas de valor para sortear con éxito las limitantes del modelo tradicional para lograr la distribución de esta materia prima.

En febrero de 2010 AES, inauguró la primera y única terminal de distribución de gas natural licuado en República Dominicana y América Latina ubicada en el parque energético de AES Andrés.

(Nota de prensa)

Abastecen de energía solar a las comarcas

INVERSIÓN. Plan piloto “Cartí” costó $250 mil.

Abastecen de energía  solar a las comarcas

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@epasa.com

Abastecen con paneles de energía solar, que utilizan países desarrollados, a 35 centros de salud de la comarca Guna Yala y Ngabe-
Buglé, por lo que estarán funcionando de manera más eficiente.

El plan piloto para el desarrollo de este proyecto en “Cartí” tiene un costo de $250 mil.

Uno de los objetivos de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnologí e Innovación (Senacyt), en coordinación con el Ministerio de
Salud (MINSA), es llevar innovaciones sociales y tecnológicas a los panamenos y utilizar energÌas verdes como la del sol, que no destruyen el ambiente.

Ruben Berrocal, secretario nacional de la Senacyt explicó que, 6con el funcionamiento de la energÌa solar, los habitantes de las comarcas recibirán la atención mÈdica que necesitan, esperando que reduzca la mortandad infantil.

Tomado del Panamá América.

Otorgarán incentivos fiscales por generación de gas natural en el país

Tomado del Panamá América. Nota de Francisco Paz (francisco.paz@epasa.com)

La viceministra de la Presidencia, María Fábrega, presentó a la Asamblea dos proyectos de ley para su discusión en sesiones extraordinarias, los cuales tienen que ver con la regulación del servicio de electricidad y el fomento de otras fuentes de energía.

El primer proyecto modifica la Ley 6 de febrero de 1997, la cual surgió luego de la apertura del mercado eléctrico a empresas privadas.

Tiene como finalidad mejorar las condiciones del mercado eléctrico nacional para que las distribuidoras cumplan su obligación de contratar la totalidad de su demanda, en tal forma que se produzca la seguridad de suministro a los clientes.

Por otra parte, el proyecto de ley que incentiva el uso de la generación de energía a base de gas natural busca el fomento de esta fuente no tradicional, otorgando a quienes la exploten, beneficios como créditos fiscales hasta por un máximo de 5% del valor total de la inversión directa.

El documento presentado ayer también les exonera del impuesto de importación y de todo gravamen impositivo nacional por 20 años.

Hidroeléctricas por Fernando Aramburú Porras

Compartimos este artículo publicado en La Estrella, por Fernando Aramburú Porras, ex-director del Instituto de Recursos Hidráulicos y Electrificación, y consultor en temas de mercado eléctrico.

 

Hidroeléctricas

FERNANDO ARAMBURU P.
 
 
Definitivamente el país necesita seguir desarrollando hidroeléctricas. La explicación es clara, simple y concreta: es la forma más económica de producir energía en Panamá, ya que no contamos con gas natural ni petróleo ni carbón.

Las otras alternativas no parecen tan convenientes. La eólica, generada por efecto de las corrientes de aire; y la solar, obtenida mediante la captación de la luz y el calor, que podríamos desarrollar aquí, están muy incipientes. Además, son relativamente más costosas. De todas maneras se está haciendo un esfuerzo en ese sentido.

Actualmente, aproximadamente el 60 por ciento de la capacidad instalada en Panamá es Hidro. En los últimos 4 años ha aumentado significativamente a raíz de la subida del precio del petróleo y el desarrollo de importantes proyectos hidráulicos en la provincia de Chiriquí, sobre todo en Bocas del Toro, pasando de 770 MW a 1500 MW de capacidad instalada a fines de este año.

El auge de la economía panameña no es un dato inventado. Es una realidad que requiere inversión para acompañar y potenciar. Esto exige que continuemos desarrollando el recurso energético, de manera ordenada y mitigando los efectos que puedan tener en el medio ambiente con la mejor tecnología que se tiene para estos desarrollos. Sobre todo, procurando beneficiar a las comunidades aledañas.

El caso de la Changuinola I es un buen ejemplo de desarrollo hidroeléctrico que ha beneficiado a las comunidades que, en cierta forma, se afectaban, y aumentado significativamente el suministro de energía limpia y económica al país.

Siempre necesitaremos energía térmica producida con carburantes para el balance energético en la época de verano, cuando los niveles de los ríos bajan considerablemente por la temporada seca. Pero nuestra mayor fuente de energía seguirá siendo la hidráulica, abastecida de la potencia del agua, por muchos años más.

Hidroeléctricas, por Johnny Cuevas (publicado en La Estrella)

Hidroeléctricas

ING. JOHNNY CUEVAS
 
Las posiciones encontradas en la Asamblea con relación al proyecto 145, la actitud del gobierno y el conflicto en Chiriquí que lleva más de dos semanas, perjudican cualquier debate serio en relación a los beneficios de la promoción de la energía hidroeléctrica en el país. Es una lástima, ya que la producción por medio de la generación usando la energía del agua es notablemente superior a la termo, que es actualmente la otra alternativa usada en el país.

La población del país no se ha dado cuenta de la importancia de discutir éste tema: es una discusión seria y necesaria. Hay que tener luces largas, ya que no poder usar uno de nuestros mayores recursos que es el agua es condenar a nuestras presentes y futuras generaciones a alumbrarse con guarichas. Un proverbio muy sabio dice que ‘si del cielo te caen limones, hagamos limonada’. Ojalá que una vez calmada la situación, y generados los acuerdos producto del diálogo y el respeto entre Gobierno y ngäbes buglés, los panameños podamos pensar en el urgente y necesario planeamiento de la matriz energética del país, cada vez más limitada, por la demanda creciente, y cara, por el uso de combustible y las distorsiones del mercado.

La hidroeléctrica es la mejor opción: genera energía eléctrica mediante el aprovechamiento de la potencia del agua embalsada, cuestión en la que tenemos un cúmulo de conocimientos acumulados desde que nacimos como república en 1903, con los distintos proyectos desarrollados a escala nacional que inician con nuestro principal activo, el Canal. Y continúa con otros proyectos muy reconocidos internacionalmente como la Central Edwin Fábrega o Fortuna. Además, es más limpia que la termo ya que no quema combustible, y está comprobado que si un proyecto se diseña y construye cumpliendo con los aspectos ambientales, los efectos en el medio ambiente son mínimos.

Lo más importante es que tenemos agua en abundancia y no dependemos directamente del vaivén del precio del combustible, como en el caso de las termos; es decir, se reducen las fugas de divisas.

ESPECIALISTA EN TEMAS ENERGÉTICOS